El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, instó a la ciudadanía a seguir peleando la batalla contra el coronavirus (Covid-19) fuera de los hospitales. El mandatario pidió que la población no se relaje con las medidas sanitarias y vaticinó que agosto será un mes difícil.

Mario Abdo Benítez llevó adelante una jornada de gobierno en el Departamento de Concepción, donde inauguró una serie de obras. El mandatario brindó un discurso luego de la inauguración de una Unidad de Salud Familiar, en el distrito de Arroyito.

El titular del Ejecutivo reiteró que Paraguay es un ejemplo ante el mundo por las medidas sanitarias tempranas en el combate contra el coronavirus. Sin embargo, reconoció que agosto será un “mes difícil”, en lo que respecta a la pandemia.

“Sé que estamos cansados, pero cada sacrificio que hacen al levantarse temprano, ponerse sus tapabocas, les estamos salvando la vida a nuestros abuelos, padres y hermanos. Ojalá esta pesadilla pase rápido, pero quiero volver a generar conciencia sobre la importancia de los protocolos sanitarios”, dijo el mandatario.

Lea más: Salud anticipa que agosto será complicado por los contagios de Covid-19

 

Abdo Benítez dijo que el principal problema en cuanto a los contagios es el relajamiento social, ya que en el ambiente laboral no son muchos los contagios. “Vale a pena el esfuerzo”, aseguró.